Filosofia aprendiendo

En aprendiendo a comer mejor tenemos una pequeña obesión: la personalización.
Tenemos en cuenta las necesidades y dificultades de cada persona para dar un servicio personalizado.
Utilizamos la cinta métrica y la báscula con instrumentos útiles para poder medir una evolución. Pero que no siempre los usamos porque al final, lo que buscamos  es más el “sentir” y “percibir” que la cifra objetiva.

 

¿Por qué? 
Porque los números al final, son números y tienen que ser sanos, sí. Pero nos gusta más centrarnos en el aumento de agilidad, la calidad de sueño, el humor, el ritmo intestinal, la inflamación abdominal, los dolores o no de regla, esos pantalones de hace 3 temporadas, esa energía al levantarte…

Al final lo que cuenta es tener un cuerpo sano, cómodo, que nos permita realizar nuestras actividades diarias y esas actividades que tanto nos gustan, que nos permita envejecer de una forma bonita y ágil. Las cifras, son relativas pues los cuerpos cambian y de nada vale quedarse en lo que se pesaba cuando se cumplían los 20.
Lo verdaderamente interesante es modificar el % de grasa de forma gradual y con calma, tomando consciencia de qué necesita nuestro cuerpo y de cómo podemos ofrecérselo.

Por ello, nuestra filosofía es:

cintametrica

Cinta métrica

La cinta métrica es muy práctica a veces, para medir contornos. Sobretodo en personas que necesitan o no se creen sus percepciones corporales aunque siempre acabo eliminándola de la consulta, es una herramienta que puedo utilizar de apoyo en caso de necesitarla.
El seguimiento de los/las pacientes es personalizado por lo que no opero de la misma forma casi nunca.

La báscula

La evito a toda costa. No me gusta trabajar con ella. No me aporta un dato real de lo que necesito saber.
El pesocentrismo es algo que lleva demasiado tiempo siendo causa de motivos para dejar de comer, sentirse insatisfecha con una misma y demás situaciones de frustración.
¿Pesas más que antes? Sí, no, es posible. Pero lo que me interesa a mi no es el peso total sino el cómo te sientes tú con tu cuerpo, qué relación tienes. Y eso no me lo dice un número.

Seguimiento personalizado

Saber cómo te sientes, cómo lo llevas, cómo te adaptas es una de las partes más fundamentales. Y en éste proceso no vas a estar aislada/o.
Conversaremos de forma regular para que te sientas acompañado/a en todo momento pero sin sentirte agobiado/a.

Escucha activa

Para saber cómo ayudarte al máximo debemos escucharte de forma activa; concentrándonos en lo que nos explicas para darte el mayor número y más personalizadas respuestas. Es importante que te sientas cómoda/o con la relación que establezcas con nosotras ya que las conversaciones deben de ser fluidas y te ttienes que sentir a gusto.

WhatsApp Whatsapp