Últimamente el gobierno ha lanzado varias campañas para incrementar el consumo de leche y sus derivados, puesto que éste ha descendido en los últimos años. Hay mucha polémica alrededor de los lácteos y, es cierto, que esta controversia tiene su origen en la existencia de distintos estudios científicos contradictorios.
Pero, ¿Son los lácteos insubstuibles?
1.- No existe ningún alimento que sea insustituible (salvo la leche materna o de fórmula en su defecto). No os fiéis de quién os haga esta afirmación. Lo que son insustituibles son los nutrientes y, por suerte, los podemos obtener de distintas fuentes (el calcio no sólo se encuentra en la leche!).

2.- La leche es un alimento muy rico en nutrientes: a parte de calcio (unos 120mg/100ml), nos aporta proteínas de alto valor biológico (unos 3g/100ml), grasas saturadas saludables (unos 3,5g/100ml de leche entera), fósforo (unos 90mg/100ml), potasio (unos 150mg/100ml), vitamina D que favorece la absorción del calcio y vitamina A.

3.- Si no toleras los lácteos o si eres vegetariano/vegano, no te preocupes. Puedes obtener calcio de otras fuentes:

– crucíferas: brócoli, col, berros (kale)
– legumbres y derivados: garbanzos, alubias, soja, tofu
– frutos/as secos y semillas: almendras, avellanas, pistachos, sésamo, pipas, higos secos

4.- Si eres omnívoro, además encontrarás buenas cantidades de calcio en las sardinas enlatadas (mejor en aceite de oliva) o en el marisco (berberechos, almejas, navajas…).

5.- En caso de consumir lácteos, se recomienda no superar las 2 raciones por día. 1 ración de lácteo equivale a 1 vaso de leche, 2 yogures naturales o 40g de queso semicurado. Nuestras recomendaciones son: ir variando la fuente (cabra, oveja, vaca) y potenciar los fermentados (yogur y kefir).
6.- La salud ósea no sólo depende del calcio que consumas, sinó de otros factores como la práctica habitual de ejercicio físico (destacando el trabajo de fuerza), una buena exposición al sol (nos asegura producir suficiente vitamina D) o reducir el consumo de alcohol, tabaco, cafeína y productos ultraprocesados (ricos en sal y azúcar).

Tanto si consumes lácteos como si no, ya tienes más información a tu alcance para hacer mejores elecciones alimentarias! 

Categorías: Blog

0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp Café virtual GRATIS