| Dieta disociada

La dieta disociada se popularizó a mediados de los años 80 con la publicación del libro Fit for life (traducida al español como “La Antidieta”).  En este libro se definían las siguientes directrices a seguir:
– Comer fruta separada de las comidas principales y cruda.
– No mezclar carbohidratos y proteínas.
– No beber agua durante las comidas.
– Reducir el consumo de productos lácteos.
– Reducir el consumo de procesados y priorizar frutas y verduras crudas.

Siguiendo estas premisas, no tienes que tener en cuenta las cantidades.

No mezclar alimentos en función del grupo al que pertenecen es el punto principal que da nombre a la dieta. La justificación de sus creadores es que nuestro organismo no está capacitado para digerir distintos nutrientes a la vez, ya que requieren tiempos y pH diferentes; de manera que por un lado provoca su fermentación generando problemas digestivos y, por el otro, favorece la acumulación de grasa. De ahí a que saliese de ésta, la dieta alcalina.


¿Qué dice la ciencia al respecto?

Primero, tenemos que considerar que todos los alimentos están constituidos por varios nutrientes a la vez y, por tanto, no es descabellado decir que la primera premisa ya está totalmente invalidada. Que algunos contienen más proporción de unos nutrientes que de otros? sí, pero siempre son la suma de varios.
Por ejemplo: la carne y el pescado llevan proteína y grasa, los cereales contienen carbohidratos y proteína, las legumbres, carbohidratos y proteína, los frutos secos, proteína, grasas y carbohidratos.

Así que partiendo de esta base, va a ser muy complicado disociar los alimentos en función de sus macronutrientes. O eso parece, no?

Por otro lado, nuestro organismo está más que preparado para digerir distintos macronutrientes a la vez: cuando comemos, el sistema digestivo crea diferentes ambientes regulando el nivel de acidez en sus “compartimentos” (boca, estómago, yeyuno, duodeno, íleon) y la secreción de jugos que contienen las distintas enzimas encargadas de dividir los alimentos en sus porciones más elementales para que nuestro organismo sea capaz de absorberlas y reutilizarlas para sus procedimientos vitales.
De manera que la piedra angular de la dieta queda desmontada.

De hecho, se han llevado a cabo algunos estudios para comprobar si tal dieta tiene los efectos que promociona. Se estudiaron dos grupos de personas, ambos comían los mismos alimentos y mismas calorías, pero unos seguían el patrón disociado y otros los combinaban. Se observó que los primeros no perdían más peso ni perdían más porcentaje de grasa que los segundos. 

Por lo tanto, podemos concluir que lo que funciona es realizar una restricción calórica, es decir, comer menos calorías de las que necesitamos de mantenimiento; pero aplicar el criterio de la dieta disociativa no conlleva ningún beneficio extra.

Y combinar alimentos, ¿aporta beneficios?
Pues parece ser que sí. Os pondremos algunos ejemplos:
– La fibra de las verduras ayuda a reducir la absorción de las grasas.
– Añadir alimentos como la proteína o las grasas, ayuda a incrementar la sensación de saciedad gracias a que enlentecen el vaciado del estómago. Por lo que podremos controlar mejor el hambre.
– Combinar los carbohidratos con proteínas o grasas provoca que su absorción sea más lenta y, por lo tanto, podamos controlar mejor los niveles de glucosa (azúcar) en sangre. Muy interesante para los diabéticos y pre-diabéticos!
– Ingerir alimentos ricos en vitaminas A, D, E y K (vegetales y frutas) con grasas favorece su absorción. Viva nuestro aceite de oliva en las ensaladas!
– Combinar alimentos vegetales ricos en hierro, como las legumbres, con alimentos ácidos y ricos en vitamina C, aumentará su absorción.

Y un sinfín más de ejemplos.

Así que ya lo sabes, si quieres perder peso, es importante reducir las calorías pero también aprovechar la gran variedad de alimentos para construir una dieta rica, diversa, nutritiva y atractiva que puedas incorporar en tu día a día y la puedas mantener a largo plazo. Busca cambiar tus hábitos y no hacer dietas 😉

WhatsApp Café virtual GRATIS