Crema de lombarda

La crema de lombarda es un plato que nos gusta cocinar mucho durante el invierno.
La lombarda es una col muy poco utilizada en nuestra gastronomía pese a ser asequible y muchas veces, de proximidad.
La lombarda es de las familias de las brasicáceas, una família de invierno que hace que nuestra gastronomía se cargue de vitamina C, siendo aún más ricas en ésta vitamina que las naranjas.
Se usan poco para las propiedades que tienen y usarlas, no sólo amplia la posibilidad gastronómica sino la variedad de texturas y sabores.
Es importante tener en cuenta que comemos también por la vista y que por tanto, es importante que lo que vemos, nos gusta.

Si quieres saber más sobre las brasicáceas, aquí tienes un post en nuestra cuenta de IG.

Ingredientes

– media lombarda
– patata
– puerro
– pimienta
– aceite de oliva virgen extra
– yogur (opcional)

Procedimiento

  1. Las cremas en mi casa siempre se hacen con una base de patata y puerro, sofrita, con poco aceite.
  2. Cortamos ambos ingredientes en trozos medianos para ahorrar el tiempo de cocción.
  3. Lo primero que echaremos es la patata, que siempre tarda mucho más y taparemos con una para que se reblandezcan antes. Cuando empiece a cambiar de color (fijaos que el borde se pone más traslúcido que el núcleo) pondremos el puerro y dejaremos un ratito más para que se poche un poquito más.
  4. Luego, sacaremos la tapa y dejaremos que se dore y pierda el exceso, si lo ha habido, de agua.
  5. Es el momento de trocear la lombarda, lavarla y poner el agua a cocer. Fíjate que hasta el momento, no hemos puesto sal. Siempre al final.
  6. Sofreimos un poco la lombarda y ponemos, el agua que estará cociendo. Aunque nosotros solemos hacerlo al contrario: ponemos la verdura en la olla, y metemos el agua caliente para no excedernos.
  7. La patata y, que será lo que más tardaría, al estar previamente cocinada nos ahorrará tiempo de cocción. Éste dependerá de cómo te hayan entrado las patatas y el puerro a la mezcla pero lo suyo es que esté unos 10-15 min y ya puedas pasar a triturar.
  8. Añade ahora la sal, la pimienta y si te apetece, en el centro, un poco de yogur sin azúcar.
  9. Los toppings pueden variar desde pipas de calabaza a huevo duro… lo que más te guste. El toque salado hace más contraste.
    Nota:
    El espesor de la crema dependerá de cómo te guste. En mi casa pasan dos cosas: que a mi me gusta crema y a mi pareja puré. Entonces… siéntete libre.
    Lo ideal es siempre dejarla en la nevera, por el almidón resistente de la patata que favorecerá que nuestras bacterias intestinales sean más felices.
      WhatsApp Whatsapp